lunes, 9 de octubre de 2017

Atrás vistiéndome 

Un sueño se escapa,
delira y sueña con ser imposible
Mira de reojo atrás
Suda y besa con sus ojos
hacia la negación
pero despierta a la realidad pesada,
pesadilla.
Una dos, tres flores, la miel, 
un otoño recoje sus hojas y me viste reina
desata la maraña
y revela el negativo.
Y no he hecho más que respirar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario